Una cuestión de actitud: nuevos modelos de acceso y gestión del conocimiento

Este próximo 8 y 9 de Junio los amigos de La Fabriquera organizan, por segundo año, la Feria del Libro. Esta vez quieren abrir el debate sobre el presente y futuro del mundo editorial y los nuevos formatos y soportes del libro. Lanzan algunas preguntas disparadoras para que los diferentes actores interesados participen. A nosotros nos llamó la atención la pregunta 5: ¿Cómo hoy accedemos/relacionamos/interactuamos con el conocimiento?

Esta pregunta nos interesó inmediatamente ya que las prácticas emergentes de generación y difusión de conocimiento son temáticas que abordamos con Enjambre desde hace tiempo. “¿Cómo hoy accedemos/relacionamos/interactuamos con el conocimiento?” es una pregunta que obliga a mirar no sólo el mundo editorial y del libro, sino que nos hace ampliar la mirada hacia un cambio de paradigma cultural en la sociedad contemporánea, reconociendo cómo ha cambiado hoy la generación del conocimiento, cómo éste ha tomado múltiples direcciones y cómo eso está modificando las relaciones sociales (y de poder) hoy en día.
El cambio en el cómo se genera el conocimiento y en el cómo accedemos a él podría ser uno de los rasgos definitorios de este nuevo paradigma que estamos atravesando: la cultura digital. Tuvieron mucho que ver las tecnologías de la información y las nuevas formas de organización descentralizadas y horizontales que vienen de la mano con la creación de Internet. Este cambio tecnológico trajo, en el fondo, una gran visión humanista y democratizante (Berners-Lee habla de Internet como una herramienta “niveladora“, que otorga poder dando acceso, voz y potencial igualitario) 1, pero sobre todo trajo una nueva forma de construir y transmitir el conocimiento, entre todos y desde abajo hacia arriba.
Estamos pasando de un pensamiento y de unas formas de entender el mundo basado en jerarquías y relaciones causa-efecto lineales, a un paradigma donde lo que priman son las relaciones cruzadas y horizontales, un mundo complejo que se manifiesta en una multiplicidad de redes, sin centro, sin jerarquías.
Es importante la introducción de Internet en nuestras vidas, pero nos interesa mucho más (y de paso vamos respondiendo la pregunta disparadora), conocer cuál ha sido la lógica y los valores que sostienen este nuevo “paradigma red”.

Personas en red, by Colaborabora, CC BY-SA, www.colaborabora.org/wp-content/uploads/2013/03/personasenred.png
Personas en red, by Colaborabora, CC BY-SA, colaborabora.org/wp-content/uploads/2013/03/personasenred.png

La Catedral y el Bazar
Entonces, hoy, ¿cómo interactuamos con el conocimiento? Entendemos que hoy el conocimiento se construye y se transfiere de manera colectiva y participativa. Hoy el conocimiento, el saber, está constituído por miradas múltiples y ya no responde a una única verdad, a relatos absolutos. Ya no solo buscamos acceder a él, sino que cualquiera puede construirlo o moldearlo. La Catedral, silenciosa, hermética y vertical, es reemplazada por el Bazar, ruidoso, horizontal y dinámico. 2 La comunicación ya no es unidireccional: el saber se intercambia, se mezcla, se fusiona, se multiplica. El conocimiento ya no se nos presenta cerrado, sino que se debate y construye colectivamente.
Las tecnologías de la comunicación y sus valores colaborativos han puesto en el centro de la escena la posibilidad de crear conocimiento colectivamente, construyendo y creando conocimiento desde el saber popular, desde lo cotidiano, desde la experiencia vivencial. En este cambio de época, la producción del conocimiento ya no es una exclusividad del academicismo, y se deja atrás el acceso cerrado y elitista en el que unos pocos gatekeepers asumían el rol legitimador en la jerarquización y organización de la información. Ahora, el aprendizaje se puede dar entre los pares, en un proceso de co-aprendizaje que nos invita a afirmar que “todos somos expertos“: todos tenemos algo que aprender y algo que enseñar, todos generamos conocimiento. Decir “todos somos expertos” es, también, una crítica a la jerarquización y a la segmentación de los saberes. A pesar de esto, algunas instituciones (por la inercia y su necesidad de mantener el status quo) se resisten a los nuevos tiempos…

La ética hacker y el diálogo de par a par
Los hackers de los 60 dieron origen a lo que hoy conocemos como internet, haciéndola libre, abierta y gratuita. Basados en los valores hippies de su década, le otorgaron a la web y a la cultura digital sus ideales de horizontalidad, información libre, apertura y transparencia, así como su pasión por compartir y contrastar el conocimiento. En los 70 y 80, un grupo de informáticos entusiastas retoma estos valores, dando comienzo al movimiento por el software libre, que posibilita a los usuarios la libertad para ejecutar, copiar, modificar el software y distribuirlo modificado. Así podemos entender una nueva postura ante la transmisión y construcción del conocimiento: el código informático es conocimiento y debe poder difundirse sin trabas. El código se comparte con los pares, ya que así aumenta la probabilidad de encontrar errores: “cuando hay un número elevado de ojos, todos los errores se convierten en obvios“, dice uno de los principios del mundo hacker.
Sin ir más lejos, podemos ver un ejemplo claro con Wikipedia, la enciclopedia de contenido libre que todos pueden editar y que tiene más de 35 millones de artículos en los 285 idiomas y dialectos que la conforman. A través de esta enciclopedia, en lugar de sólo acceder al conocimiento, cualquiera puede crearlo y editarlo, mediante una infraestructura que permite construir conocimiento de abajo hacia arriba, democratizándolo. Los millones de artículos del sitio son resultado de contribuciones anónimas de personas que no necesitan de ningún título formal, sólo de la voluntad de sumar y compartir su conocimiento. El usuario pasa de consumidor a co-desarrollador; el conocimiento se comparte de par a par (peer-to-peer, P2P). Y es la misma comunidad de usuarios quien interviene cuando existen errores en la enciclopedia, esos millones de ojos que aseguran la veracidad de la información contenida en los artículos.

Saltando los cercos del copyright
La producción cultural también está enmarcada en este nuevo escenario de cambio. Hoy, todos podemos ser creadores: la digitalización de las creaciones y las plataformas tecnológicas permiten que la copia, publicación y difusión cultural sea inmediata. Youtube, Soundcloud o Flickr (por nombrar sólo algunos) hacen que no sean necesarios los intermediarios, posibilitando una producción independiente propia y con acceso a millones de personas a un coste cercano a cero. Al mismo tiempo, se modifica el rol del autor, que puede generar dinámicas colectivas junto a otras personas en un plano de igualdad y colaboración. El autor puede interactuar con otros autores o puede generar un vínculo más fuerte y directo con el público de su obra o producto. Es así como el productor cultural, gracias a las tecnologías de la información y comunicación y gracias a su apuesta por la libre circulación de la cultura, abre procesos de debate y creación colectiva, como la co-autoría o la remezcla.
Además de la riqueza y la apertura que generan estos procesos horizontales y colaborativos, es muy interesante el nuevo marco jurídico que se le puede asignar a los bienes culturales producidos bajo estas nuevas prácticas. La diversificación y flexibilización en los procesos creativos se ven reflejados en el aumento de opciones en materia de licencias; al hablar de propiedad intelectual (o derechos de autor) de obras literarias o artísticas, tenemos que hablar también de licencias Creative Commons o de Copyleft. Estas opciones, que surgen como respuesta a las nuevas formas de producción cultural y a las actuales dinámicas de creación y gestión del conocimiento, ofrecen una alternativa viable para los productores culturales ante una industria que sigue apostando por un modelo de intermediarios, distribuidores y “derechos reservados”.

CC logo by karindalziel, CC BY 2.0, http://www.flickr.com/photos/nirak/2282406809/
CC logo by karindalziel, CC BY 2.0, flickr.com/photos/nirak/2282406809/

Una sopa de letras comunitaria
Queremos terminar acercando algunos ejemplos sobre cómo impacta este nuevo ecosistema cultural en el mundo de la creación literaria. A la hora de crear, la escritura colaborativa se ha convertido en una realidad gracias a diversas herramientas tecnológicas: fenómenos de creación narrativa cómo los micro-relatos que aparecieron a través de twitter (usando un mismo #hashtag) o procesos como el booksprint (un libro colaborativo escrito en 72 o 48 horas generado en verdaderas maratones de escritura alrededor de una temática común) se están volviendo cada vez más cotidianos. A nivel de difusión, un cambio radical es la posibilidad de encontrar diversas voces, muchos puntos de vista sobre un determinado tema. También tenemos que hablar de los blogs y su capacidad de interactuar con el lector. Un escritor amigo nos decía: “Empecé a escribir porque sabía que, en Facebook, alguien me leía“. El público está ahí, y las herramientas para llegar a el también. La clave se encuentra en generar una comunidad activa y fiel, seguidores que comparten el interés por algo (una editorial, un autor, una temática, etc.). La interacción entre ese nodo y su comunidad actuará como un capital relacional más fuerte que cualquier campaña de marketing. Veamos algunos ejemplos en este sentido…

La revista Orsai puede ser uno de los ejemplos más conocidos en el mundo iberoamericano. Una revista con una impresión de primer nivel, con excelentes textos e ilustraciones, sin publicidad, distribuída alrededor de todo el mundo. ¿Cómo? A través de una comunidad -surgida alrededor de una persona y un blog- que creyó en el producto incluso antes que ese producto existiera. Una comunidad que creyó y aportó el capital fundacional. Y todas las personas que hacen realidad ese producto cobran por su trabajo, porque desde la revista buscan revertir las relaciones de poder existentes en el mundo editorial actual (un mundo de intermediarios, en el que algo así como el 50% de los ingresos por ventas van para el distribuidor y sólo un 8% para el autor).
Otro ejemplo: la editorial Traficantes de Sueños tiene un gran catálogo de títulos (política, economía, filosofía, cultura, urbanismo…). Los títulos editados por TdS están disponibles en papel, pero se pueden encontrar copias en su web en formato pdf, para su libre descarga. Un acertado uso de licencias Creative Commons ha hecho que esta editorial “alternativa” se posicione como una de las más dinámicas en España. Aquí se hace explícita, también, la relación de la editorial con su comunidad: además de ser librería, el espacio actúa como un centro cultural sobre esos mismo temas, generando charlas, talleres, exposiciones, debates, etc. Y algo similar se podría decir de la editorial argentina La Vaca, que realiza actividades paralelas a la editorial y que terminan reforzando a su comunidad (entre los subproyectos, encontramos una agencia de noticias, una Cátedra de Comunicación, una distribuidora, un programa de radio, una publicación mensual, talleres, un espacio de encuentro, etc.).

La forma de pensar la creación literaria se enmarca en estas coordenadas. Se rompe la barrera del consumo pasivo y se habilitan los medios para hacer florecer el potencial creativo, especialmente con la posibilidad de hacerlo socialmente, en colectividad. Cuando escribimos o creamos en el mundo digital utilizamos un sinfin de lenguajes y recursos, diversas herramientas de creación y participación, remezclando, cortando y pegando, difundiendo, resignificando, compartiendo… Participamos de la creación social, aportamos a los procesos sociales de construcción cultural. El círculo virtuoso de la producción cultural (inclusive la historia de la producción humana) pasa por diferentes estaciones: consumo, produzco, comparto. Y, ya que la pregunta que estamos respondiendo se enmarca en una Feria del Libro, diríamos simplemente: leo, escribo y luego, comparto.

Notes:

  1. Esta idea está desarrollada en el documental de la BBC “The Virtual Revolution”, http://www.bbc.co.uk/programmes/b00n4j0r
  2. “La Catedral y el Bazar” es el título del libro de Eric S. Raymond donde se analizan los dos modelos de producción de software -propietario y libre-.

Propuesta de usos para el skatepark de General Roca / Fiske Menuco

El Municipio de General Roca lanzó un llamado a la comunidad para escuchar ideas y propuestas sobre el presente y futuro de la pista de skate de la ciudad. El espacio ha sido muy utilizado desde que fue inaugurado hace casi 3 años, pero en los últimos meses ha caído en desuso. El Municipio ha reconocido eso y ha pedido a la ciudadanía propuestas de usos para el skatepark.

Hoy vencía el plazo. La propuesta debía entregarse con sobre cerrado. Lo hicimos, para cumplir con las formalidades administrativas. Sin embargo, creemos que lo interesante es poder compartir las diferentes propuestas para que se pueda iniciar un debate desde la comunidad sobre lo que debería ser el futuro de ese espacio público. Aquí va la nuestra…

 

La siguiente propuesta de Enjambre, laboratorio de ideas y proyectos culturales (http://enjambre.cc) tiene por objetivo presentar una serie de acciones socioculturales que buscan dinamizar el espacio de la pista de skate de la ciudad de General Roca. La propuesta surge a partir de la demanda del Municipio hacia la ciudadanía en busca de ideas para la administración del skatepark. Entendemos que el llamado del Municipio busca generar una nueva concesión de las infraestructuras y servicios anexos a la pista de skate; sin embargo, creemos que el espacio necesita de un acompañamiento más profundo de gestión, dinamización y programación sociocultural, más allá de la simple administración y gestión de los servicios de la pista y su explotación comercial. Avanzar en esta única dirección no modificaría las dinámicas de abandono y falta de pertenencia que atraviesa el espacio. Por esta razón, nuestra propuesta quiere ir más allá del llamado hacia la concesión de los servicios externos y busca iniciar un proceso de participación social para devolverle al espacio su condición de emplazamiento integrador y transformador.

Esta propuesta de gestión y dinamización sociocultural parte de la premisa que ningún espacio urbano carece de significado social. En el caso del skatepark, creemos necesario conocer y comprender los diferentes procesos sociales y políticos que se desarrollaron en ese espacio durante el tiempo de su funcionamiento. Entendemos que conocer la complejidad de este territorio ayudará a todos los agentes implicados a proponer y llevar a cabo un proceso de reapropiación ciudadana participativo, inclusivo y que permanezca en el tiempo.

Esta propuesta para la pista de skate busca que los ciudadanos y ciudadanas puedan hacer algo más que ser meros receptores de un espacio colectivo para el disfrute común. Entendemos a los ciudadanos como agentes activos en la creación de ciudad y que, en este caso, no sólo acceden al ocio, el deporte y a la cultura sino que también pueden crear nuevas formas de relación a través de ella. Entendemos que la cultura y el espacio público no tienen unos límites claros sino que todos y todas podemos acercarnos a ellos, ampliando su significado desde lo cotidiano, lo local, lo personal. Buscamos, entonces, que esta construcción colectiva genere procesos de empoderamiento ciudadano, que libere el potencial de los vecinos y jóvenes de la ciudad y del territorio próximo.

Esta propuesta consta de las siguientes etapas, acompañadas por sus respectivas acciones:
i- Fase de reconocimiento de los actores involucrados y activos en el territorio e historia del funcionamiento del espacio.
– Entrevistas con responsables políticos del Municipio vinculados con el skatepark (Juventud, Cultura, Intendencia, Desarrollo Social, Urbanismo, Deportes…) y con las personas que llevaron adelante la gestión/explotación previa del espacio. Mediante estas acciones se trata de conocer y aprender de los aciertos y errores del pasado.
– Entrevistas y encuestas con los usuarios del skatepark y vecinos y jóvenes del entorno. Inquietudes, problemáticas, visiones…

ii- Fase de diagnóstico colectivo y abierto sobre posibles usos futuros y propuestas para el espacio.
– Jornada de mapeo colectivo sobre el uso, problemáticas y soluciones para el skatepark. Un mapeo común puede permitir que otras miradas puedan aportar a la redefinición de su territorio, sumando espacios propositivos donde se nos invite a pensar colectivamente en propuestas o posibles soluciones a las cuestiones visibilizadas.
– Contacto con otras entidades e instituciones de la ciudad que puedan aportar a la definición colectiva del espacio.
– Generación de procesos de análisis y viabilidad en conjunto con personal del Municipio.
– Comienzo de campaña comunicacional con el fin de lograr apoyos y recibir feedback y propuestas desde la comunidad.

iii. Dinamización socio cultural y programación de actividades relacionadas con la cultura urbana que ayuden a mejorar la identidad de los usuarios con el lugar (vinculado con etapa ii).
– Realización de una nueva edición del festival de hip-hop 3H (Huilli hip-hop, Hip-hop del sur) junto a Asociación LOF – Proyecto comunitario.
– Campeonato amateur de skate del Alto Valle. Vinculación con medios regionales y nacionales, búsqueda de sponsors nacionales.
– Ciclo de documentales y charlas sobre música, deporte y cultura urbana.
– Jornadas nacionales de graffiti, con referentes locales, regionales y nacionales. Momentos de capacitación e intercambio de experiencias.
– Creación de la “Agencia del Graffiti”, dependiente de la Secretaría de Cultura del Municipio y encargada de vincular a artistas urbanos que quieran pintar en General Roca con los dueños (privados e instituciones públicas) que quieran ceder sus paredes.
– Sesiones de DJs y talleres públicos de producción musical, cultura del remix y licencias libres.
– Workshop con grandes deportistas y expertos en skate y bicicross.
– Búsqueda de sponsors para conseguir skates y bicis para chicos que no pueden acceder a estas.

 

Licencia
Esta propuesta se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 2.5 Argentina.
Basada en una obra en http://enjambre.titanpad.com/7.

Contacto
info(a)enjambre.cc

Más espacios políticos para más procesos de participación y empoderamiento ciudadano

En estos días hemos estado buscando cómo activar un par de propuestas que tenemos entre manos para el 2013… Una tiene un carácter más comunitario y de cara al barrio; la otra tiene una mirada en lo ambiental y con foco en toda la ciudad y alrededores. Ambos procesos tienen en común que quieren ser espacios para la participación y el empoderamiento ciudadano y marcos de encuentro para el debate y el intercambio de conocimiento y experiencias.

Una de estas propuestas consiste en realizar una publicación sobre la identidad de los jóvenes de Barrio Nuevo (Gral Roca, Río Negro). Esta publicación y sus contenidos serían pensados, planificados y desarrollados por los mismos jóvenes del barrio, trabajaríamos conjuntamente con entidades educativas y sociales del barrio y con entes que ya están inmersos en el día a día y necesidades de Barrio Nuevo.
Vemos que es muy común que se elaboren discursos sobre los jóvenes desde procesos externos y que poco tienen que ver con su realidad, preocupaciones y propuestas. Pocas veces se les da la posibilidad de ser ell*s mism*s los protagonistas de la proyección de sus inquietudes o perspectivas y de relatar sus propias problemáticas o de expresar sus deseos.
Permitir que sea la misma juventud la que realice un discurso próximo a su día a día, intereses y necesidades y darles las herramientas y el apoyo para reflexionar alrededor de estas cuestiones, es darles la oportunidad de que cambien y transformen su realidad. Ofrecer espacios constructivos de encuentro y creatividad abre puertas hacia la expresión y fomenta la habilidad para solucionar problemas de múltiples formas, dando contención a los jóvenes además de empoderarlos.
A través de este proyecto buscamos involucrar a los jóvenes en la creación y edición de una publicación donde queden reflejadas sus vivencias como jóvenes de Barrio Nuevo y desde donde surjan propuestas socio-culturales creativas en relación a este territorio de General Roca. Este proceso permitiría que los jóvenes experimenten y propongan nuevas formas de interactuar con su contexto social más inmediato.
Todo el proceso estaría enmarcado por dinámicas participativas con los jóvenes de Barrio Nuevo, en las que serían ellos y ellas quienes decidan cuáles son los temas de mayor urgencia, qué propuestas quieren concretar, qué elementos componen su identidad (como jóvenes y como habitantes del barrio), cuáles son sus deseos colectivos para su comunidad y territorio, etc.

La otra propuesta que queremos concretar a principios del año entrante y con la que ya contamos con el apoyo del Museo Patagónico de Ciencias Naturales, tiene por objetivo generar un proceso de mapeo colectivo sobre la actualidad medioambiental de la ciudad de General Roca. Este proceso serviría como un espacio de participación, reflexión, diagnóstico y capacitación en el que actores civiles, entidades, instituciones y agentes gubernamentales podrían compartir y considerar sus intereses, visiones e ideas sobre las temáticas ambientales locales. Por lo tanto, haríamos un llamado a organizaciones no gubernamentales, barriales, populares y culturales, a instituciones educativas y a entidades gubernamentales para la creación de un mapa ambiental de la ciudad en el que queden reflejados los conflictos socioambientales pero también los emprendimientos sostenibles, las buenas prácticas en gestión ambiental, el trabajo técnico y científico realizado en la zona o los deseos y propuestas de la sociedad civil para mejorar la sostenibilidad del Alto Valle de Río Negro. El proceso y el mapa resultante tendría un marcado tono propositivo que visualice el estado y la proyección medioambiental de General Roca y alrededores.
En la ciudad de General Roca, y en general en el Alto Valle de Río Negro, existe una falta de espacios participativos desde los que se puedan generar momentos de reflexión sobre cuestiones socioambientales en los que participen conjuntamente ciudadanía y “especialistas”. También hay una notable necesidad de generar prácticas dialógicas y propositivas para la defensa y ejercicio de nuestros derechos humanos y ambientales. Creemos que la gestión de nuestros recursos naturales afecta por igual a toda la ciudadanía y que se puede aportar a ella desde diferentes realidades, prácticas y puntos de vista. Se trata de crear espacios horizontales y abiertos donde sea posible articular fuerzas colectivas provenientes de experiencias y opiniones diversas En este sentido, la propuesta pretende dinamizar un espacio de encuentro entre los diferentes actores y agentes sociambientales y la ciudadanía activa e interesada en la realidad medioambiental de la ciudad de General Roca.
Desde enjambre buscamos aportar al debate colectivo a través de un espacio participativo, abierto a todas las personas e instituciones sociales y políticas, utilizando la concreción de este mapa como un recurso en el que se incorporen y visualicen diferentes opiniones e interpretaciones sobre nuestra realidad socioambiental.

La idea es montar espacios donde puedan converger diferentes visiones, así que esperamos encontrar interesados y aliados que se animen a llevarlos a cabo. Esperemos poder concretar estos dos proyectos: como siempre, estamos abiertos a sugerencias y a la participación de todos los que se interesen por alguna de las propuestas. Nos encuentran en info(a)enjambre.cc

Algunas valoraciones después de Colaboratorio

El miércoles pasado se realizó Colaboratorio: despacho a cielo abierto, una mañana de trabajo colectivo y de encuentro entre diferentes profesionales independientes de la ciudad. Aquí pueden obtener más info sobre los objetivos de Colaboratorio…
Algunos días más tarde y tomando un poco de perspectiva, compartimos algunas valoraciones sobre el encuentro, para plasmar lo positivo y para poder aprender de lo negativo.

Aunque llovió y no se pudo intervenir la Plaza y trabajar en el espacio público como estaba previsto, el hecho de haber trasladado el encuentro al Bar del Museo fue positivo ya que nos ayudó a centrarnos, evitó “ruido” e interferencias, dando lugar a una mañana bastante productiva. La lluvia espantó a algunos de los participantes, pero lo que se perdió en cantidad, se ganó en calidad, ya que el grupo reducido posibilitó un encuentro cercano y próspero.
La mañana transcurrió con mucha interacción y participación en las dinámicas que teníamos preparadas. Las dinámicas propuestas eran:

    i) definición de conceptos relacionados al trabajo colaborativo y a diversos procesos de innovación; Cada participante elegió un concepto y lo explicó brevemente con sus palabras, relacionándolo con su práctica laboral o profesión;
    ii) una bolsa de necesidades y habilidades: los participantes debían escribir, en un lado del tablero, habilidades o saberes que estén dispuestos a compartir (habilidades técnicas, hobbys, saberes menores…) y, por otro, una necesidad técnica, una duda o una búsqueda que no puedan resolver sin la ayuda de otro profesional. De esta forma se visibilizaron los recursos contenidos en el grupo de participantes y la afinidad de intereses y capacidades existentes entre el grupo.
    iii) una bolsa de ideas y propuestas sostenibles para Roca: se quería aprovechar la diversidad de enfoques, saberes y formas de trabajar de los participantes para pensar, en grupos, posibles ideas y proyectos sustentables y con conciencia medioambiental a realizar en General Roca. Así se buscaba vincular la riqueza multidisciplinar del evento con algunas de las líneas de trabajo llevadas adelante por el Museo de Ciencias Naturales.

Estas dinámicas cumplieron con sus objetivos: la primera sirivió para romper el hielo, generar un lenguaje común y explicar, de forma amena y directa, lo que hacemos profesionalmente. La segunda dinámica, la bolsa de necesidades y habilidades, tuvo gran aceptación y se propuso como proyecto a mediano plazo a desarrollar entre todos. Los participantes coincidían en que un lugar accesible dónde buscar los servicios, ofertas y demandas de los profesionales independientes, podría llegar a generar nuevas sinergias, proyectos y en definitiva abrir un abanico de oportunidades.

Aquí un audio de la radio LaSuper donde Ingrid, 50% de Enjambre, comenta cómo se estaba desarrollando la jornada de Colaboratorio en el Museo.

Ingrid Quiroga, 50% de enjambre, desde Colaboratorio

El grupo que conformó la primera jornada de trabajo colaborativo demandó próximos encuentros y buscar la posibilidad de que se sigan dando periódicamente estos momentos, generando un espacio estable para compartir e intercambiar experiencias, saberes y necesidades. Así que hay que ponerse manos a la obra para darle una respuesta a estas demandas y ver hacia dónde se puede dirigir Colaboratorio, cómo lo seguimos y cómo nos organizamos (entre tod*s!) para darle continuidad. Así que seguramente… habrá más!

Imagen de Radio LaSuperDigital
Imagen de Radio LaSuperDigital

Sobre el armado y difusión de Colaboratorio

Ya vamos calentando motores para Colaboratorio: despacho a cielo abierto.

Será el próximo miércoles en la Plaza del Museo Patagónico de Ciencias Naturales, en General Roca. Ya comenzamos la campaña de difusión a través de nuestras diferentes redes sociales, y el martes pasado el director del Museo, el gran pablo Chafrat, habló un momento en la radio LaSuperDigital sobre Colaboratorio.

Pablo Chafrat, sobre el Colaboratorio

 
También estamos avanzando con el armado de las metodologías y dinámicas para el evento:  la idea es poder generar algunos puentes entre las diferentes disciplinas y entre las diferentes prácticas de las personas que participen. Para eso empezamos a definir algunos conceptos comunes, que tratan sobre entornos colaborativos e innovación ciudadana. Aquí pueden ver las primeras definiciones…

Próximamente más!

El archivo de #LiberemosLosLibros

Ayer domingo participamos de la Feria de Libros que organizaba La Fabriquera.
Nuestra aportación fue compartir nuestra biblioteca con las temáticas que nos interesan. LLevamos nuestros libros físicos y los digitales. Categorizamos los libros y textos en diez apartados diferentes: espacio público, empoderamiento ciudadano, innovación social, filosofía política, educación expandida, políticas culturales, arte y territorio, cultura abierta, procomún y ciudad y urbanismo.

Como muchos de esos textos ya están disponibles en formato pdf en internet (o bien porque las mismas editoriales permiten su copia con licencias más permisivas como creative commons, o bien porque alguna persona, en algún lugar del mundo…, se tomó el gran trabajo de scanear y subir el pdf a alguno de los muchos servidores gratuitos), hicimos una labor de búsqueda y recopilación de esos archivos para que la gente que asistiera a la Feria pudiese disponer de esos pdfs con sólo enchufar su usb en nuestra pc. Montamos un mapa conceptual en freemind para facilitar la navegación entre categorías y facilitar la descarga directa.

Claro, mucha gente se olvidó del usb o no llevaba uno encima, así que decidimos subir el mapa creado para #LiberemosLosLibros, con sus correspondientes archivos.

Get the Flash Player to see this player.

Muchas gracias a tod*s l*s que se pasaron por nuestro rincón y nos vemos pronto!

Comenzando Cantera, mapeo de la cultura en Roca

Una de la sprimeras actividades que queremos realizar desde Enjambre es un mapeo del sector cultural de la ciudad. Este mapeo o relevamiento nos situará en el contexto cultural, actuando a modo de diagnóstico sobre el ecosistema cultural de la ciudad: actores y agentes, sus ejes de trabajo, relación con las instituciones, modelos de organización y gestión, etc.
A través de entrevistas individuales -que iremos volcando en este blog- podremos trazar líneas de actuación, recursos existentes (tangibles o intangibles), oportunidades y potencialidades, los intereses, demandas y recursos de los agentes de la zona, etc. Se busca que estas entrevistas actúen como disparador y devengan en una investigación colectiva sobre la cultura en la ciudad, su presente y su futuro. De allí podrán surgir líneas de trabajo en común y unos esquemas o mapas de relaciones que enseñen la riqueza y pluralidad del tejido cultural.
Al mismo tiempo, otro de los objetivos de esta investigación es conocer y debatir cuáles han sido y son las políticas culturales en la ciudad y la región y cuál es el papel de las principales instituciones culturales. ¿Están abiertas a la producción local? ¿Responden las políticas promovidas por la Administración a los intereses y aspiraciones del sector socio-cultural? De estas (y otras tantas) preguntas se buscará proponer líneas de desarrollo cultural para la ciudad, líneas que partan y tengan en cuenta la participación, real y efectiva, de los ciudadanos y actores culturales. Al fin y al cabo, son ellos quienes recorren su terreno urbano y cultural cada día: saben lo que necesitan y muchas veces saben también cómo alcanzarlo.