Puertas Abiertas, Sesión 0: preparando el terreno para los proyectos culturales.


 
Ya empezamos (!!!) el proceso de Tutorías a los cinco grupos con los que trabajaremos este año. Luego de la reunión grupal, de introducción y conocimiento del funcionamiento de Puertas Abiertas, ya comenzamos con las reuniones personalizadas para profundizar en cada uno de los proyectos. Y la intención es ir compartiendo este proceso, con sus diferentes herramientas...
 
La primera sesión, con una metodología común a todos los proyectos, nos sitúa frente al terreno en el que vamos a trabajar. Desde un trabajo en colectivo al interior de cada proyecto, indagamos y nos preguntamos sobre las necesidades y deseos de las integrantes, sus motivaciones, los valores, el "ADN" del proyecto... Las preguntas básicas de la ficha que le presentamos a cada grupo (sobre sus Deseos, Expectativas, Necesidades y Temores) son una excusa para empezar a conocer más los proyectos. Es una tarea de escucha, casi como una entrevista que toma una o dos sesiones concretas para desmenuzar el proyecto, para abrirlo e iluminar sus diferentes partes, para remover la tierra y reconocer cosas que ya estaban ahí, latentes (¡el sustrato!), para que entre tod*s podamos (re)descubrirlas... Se van así perfilando los puntos fuertes del proyecto y las carencias, esos puntos débiles, esos lugares salitrosos sobre los que deberemos trabajar un poquito más para que no se conviertan en obstáculos. Y también charlamos sobre los temores, sobre lo que no queremos que suceda con el proyecto, sobre esos caminos que no queremos tomar, para estar atent*s por si nos movemos hacia esas coordenadas.
 


Licencia Creative Commons 3.0 by-sa (Atribución - Compartir Igual). Inspirado en el KoopTel de Colaborabora.

 

En fin, toda una tarea de conocernos, conocer las predisposiciones, los puntos en común y las particularidades dentro de cada grupo (¡fundamental atender a todos los deseos y necesidades!). Esta etapa inicial también es un buen momento para pensar en otros posibles rumbos, en otros devenires del proyecto: hacer un poco de pensamiento divergente ;p para luego enfocarnos, converger (en las siguientes sesiones) sobre los surcos principales del proyecto. Esto de pensar sobre el proyecto desde otros planos puede dar lugar a posibles surcos "secundarios" que complementen el proyecto principal. Algo de esto ya nos está pasando en las primeras sesiones que hemos tenido... Lo iremos explicando en el futuro.

Y siempre, siempre, siempre, aplicando metodologías y herramientas puntuales que ayuden en la colaboración, en la circulación del conocimiento, que visibilicen esos otros impactos de los proyectos, que apunten a la sostenibilidad de los grupos...

Imprescindible tener en cuenta las particularidades de los procesos y proyectos culturales/creativos (trabajamos con intangibles que no pueden ser pensados desde una lógica de mercado o de emprendimiento económico), pensar en la sostenibilidad del grupo y del equipo de trabajo, en los cuidados de las personas, en lo individual dialogando con lo grupal, buscando visibilizar todo lo que el grupo ya está haciendo (¡que siempre es muchísimo!). Y reconocer tooooodos esos recursos que poseen los proyectos, tanto tangibles como intangibles (¡no todo es dinero!), visibilizarlos, darles entidad, empoderarnos. Pero eso, lo de los diferentes recursos, lo dejamos para las siguientes sesiones... : )
 
Continuará. Y lo iremos compartiendo, claro...

 
Nota: La ilustración de portada corresponde al hermoso libro de John Seymour, “La vida autosuficiente”. Lo tenemos en papel, y esa imagen digital la conseguimos buceando en archivos ocultos de internet...